Obras Sociales

Periodo 2002-2014

  • Campaña de recogida de móviles cuyos beneficios fueron para la Cruz Roja. Se llevó a cabo durante varios meses, en los que se dispusieron varios contenedores en las dependencias de la Hermandad para esta finalidad.
  • Apadrinamiento de un niño hispano-americano a través de la Fundación Intervida, acción que hubo interrumpirse ante las noticias aparecidas en los medios sobre la financiación de esta organización.
  • Donaciones de sangre, que al principio se hacían en el mes de septiembre u octubre, pero que posteriormente se han consolidado e incrementado de forma que se llevan a cabo tres veces al año, en enero, mayo y septiembre.
  • Colaboración para la construcción de un dispensario y la compra de una ambulancia para Madagascar a través de Cáritas.
  • Campaña de Manos Unidas en el mes de febrero de cada año.
  • Colaboración con la fundación franciscana “Padre Lerchundi” de Marruecos, en los meses de febrero y marzo, recogiéndose alimentos, ropa y productos de higiene de primera necesidad para bebés.
  • Participación en la campaña de Navidad organizada durante varios años por el Consejo de Hermandades y Cofradías en el mes de diciembre. Colaboraron activamente hermanos que hacían su campaña de recogida de dinero en la Plaza de Abastos, y también se contribuyó cediendo las instalaciones del Ave María, que se usaron como almacén de recogida, organización y reparto de distintos productos.
  • Colaboración anual con las colonias infantiles de la Asociación Parroquial del Prendimiento de la Parroquia del Ave María, que se llevan a cabo durante el mes de julio.
  • Campaña anual de recogida de juguetes para familias desfavorecidas de nuestra ciudad, en los meses de diciembre y enero. Esta acción lleva realizándose 14 años ininterrumpidamente. El primer año (2001), la Hermandad colaboró con las instalaciones, atendiéndose en aquel momento a 5 familias. En la actualidad, se atienden cada año de 70 a 100 menores y se cuenta con un amplio grupo de colaboradores para esta iniciativa.
  • Donación de alimentos a Cáritas y a las Carmelitas Descalzas durante el mes de diciembre.
  • Participación activa en las distintas campañas organizadas por el Banco de Alimentos en los meses de noviembre y mayo.
  • Participación en la “carrera solidaria” organizada por las hermandades de Santa María Magdalena y a beneficio de Cáritas en el mes de noviembre.
  • Aportación a Cáritas de la Parroquia de la Oliva en el mes de noviembre con los fondos recaudados en el certamen de bandas celebrado en la caseta municipal.
  • Aportaciones a Cáritas cuando así se ha requerido o cuando los recursos económicos de la Hermandad lo han permitido, en diferentes momentos del año.
  • Atención a familias concretas cuyas necesidades son contrastadas por profesionales, colaborando en pagos de facturas de la luz y compra de alimentos. Estas acciones se han llevado a cabo y se siguen llevando a cabo de forma confidencial y discreta, cuando se presentan las necesidades, con independencia de la época del año.
  • Colaboración anual con el Centro de Orientación Familiar (COF), obra asistencial conjunta de todas las hermandades de Dos Hermanas, no sólo con recursos económicos y materiales, sino también con recursos humanos, contando con la colaboración de profesionales vinculados a la Hermandad cuando así se ha requerido por este Centro.
  • Colaboración mensual con la organización nazarena ANIDI, mediante una aportación económica, que nuestra Hermandad viene realizando desde la creación de esta asociación, no solo en los últimos años.
  • Desde hace tres años, durante la semana de los cultos previos a la Romería, se lleva a cabo una amplia recogida de alimentos para su entrega a Cáritas Parroquial. Este año, los casi tres mil kilos de alimentos se han distribuido proporcionalmente por todas las Cáritas de Dos Hermanas, llegando la aportación a cualquier lugar de nuestra ciudad que así lo ha requerido.
  • Todas estas acciones caritativas y solidarias desarrolladas durante estos años, y de las que aquí se ha hecho mención resumida, han ido teniendo reflejo en las Memorias Anuales leídas en los Cabildos Generales de Cuentas, así como en los registros contables de la Hermandad, que están a disposición de todos los hermanos y hermanas.