LA VIRGEN DE VALME, CON EL MANTO DE RAYAS

Para el tiempo de verano, la venerada imagen de Ntra. Sra. de Valme, Protectora de Dos Hermanas, ha sido vestida con su clásico manto "de rayas". Es uno de los más populares y está confeccionado con tela de raso de época isabelina, combinando los colores rosa y celeste. Fue donado hacia el año 1870 por doña Refugio del Villar, entonces camarera de la Virgen.

Es, por tanto, uno de los mantos antiguos que fue adaptado cuando la histórica imagen fue restaurada en 1894, recuperando su primitiva talla gótica.

Como toca de sobremanto, luce una mantilla de blonda, que también data de mediados del siglo XIX. En el cojín, además de otros exvotos y obsequios, lleva una medalla de nuestra Patrona Santa Ana, con motivo de la próxima celebración de su festividad.